¿Qué es Lava Jato?

Lava Jato es el nombre con el que la Policía Federal de Brasil ha denominado a la mayor investigación de corrupción de la historia de ése país. La operación recibió ese nombre debido al uso de una cadena de lavanderías y estaciones de servicio para mover valores de origen ilícito por miles de millones de reales brasileños.
Ésta operación comenzó por investigar a una activa red de cambistas, que luego llevó a descubrir la existencia de una vasta trama de corrupción en Petrobras la empresa petrolera de propiedad mayoritaria del Estado Brasilero y participación extranjera privada.
Las autoridades comenzaron a investigar desde 2009 a Alberto Youssef cabeza visible de una red de lavadores de dinero que trasladó millones dentro y fuera del Brasil utilizando para ello cuentas en paraísos fiscales, así como empresas y contratos de importación ficticiosLos negocios de Youssef llevaron a la identificación de Paulo Roberto Costa, un Ex Director de Petrobras, las más grandes empresas contratistas y otros muchos proveedores de Estado. 
Caen políticos y empresarios 
Cinco meses después, tras ser detenido por segunda vez, Costa accedió a cooperar con la investigación a cambio de la reducción de su pena, confirmando que él y otros directivos de Petrobras sobornaron a un nada despreciable número de políticos. Semanas  después Youssef también asumió la posición de informante. Así, en noviembre de 2014 la policía detuvo a los ejecutivos de 9 contratistas acusados ​​de participar en la red. En junio de 2015, la operación llegó a las mayores empresas de la construcción del país: Odebrecht y Andrade Gutierrez. A finales de año fue también detenido André Esteves, dueño la corredora de bolsa BTG, aunque fue liberado días más tarde.
En agosto, fue detenido José Dirceu, Ex Jefe de Gabinete de la Presidencia durante el Gobierno de Lula Da Silva, a quien se comprobó haber recibido pagos de empresas objeto de investigación. También fueron detenidos el Senador Delcídio Amaral (PT-MS), el Alcalde Eduardo Cunha (PMDB-RJ), y otros dirigentes del Partido del Movimiento Democrático Brasileño.
Otros contratistas que decidieron también cooperar con las investigaciones en Petrobras mostraron desviaciones similares en obras de otros sectores: Electricidad (Planta Nuclear Angra 3), Transporte (Ferrocarril del Norte –Sur) e Infraestructura Deportiva (Remodelación de Estadio Maracaná para la Copa Mundial de Fútbol 2014).
Como parte de un acuerdo de colaboración, el Ex Gerente de Petrobras Pedro Barusco entregó al Ministerio Público de Brasil una hoja de cálculo que registró detalles sobre sobornos en 89 contratos. De acuerdo con las notas cerca de 1,2 mil millones de reales fueron entregados a políticos y empleados de Petrobras como él.
Las investigaciones se centraron en tres Consejos de Administración de Petrobras y las personas que llegaron a controlar estas áreas después de la llegada del Partido de los Trabajadores (PT) al Gobierno en el 2003. De acuerdo con Costa y Youssef, cada director era responsable de recoger sobornos de empresas con contratos en su zona y pasarlo a la parte que garantizaba el apoyo político necesario para continuar en el cargo. 
Las empresas de construcción más grandes del país vinculadas comercialmente con Petrobras se convirtieron rápidamente en objeto de nuevas investigaciones. Decenas de ejecutivos fueron detenidos en noviembre de 2014 y estuvieron en cárcel hasta finales de abril del año siguiente cuando una controversial decisión del Tribunal Supremo de Justicia ordenó liberarlos. 

La situación actual 
Son cinco importantes empresas contratistas las que están sujetas a acciones civiles en los tribunales e impedidas de obtener nuevos contratos con Petrobras. Muchas de ellas se enfrentan a dificultades financieras debido a que han perdido acceso al crédito después de la Operación Lava Jato.
Nuevas investigaciones a políticos comenzaron una vez que la Oficina del Procurador General obtuvo autorización de la Administración de Justicia para incluir a 53 personas más (diputados, senadores y gobernadores de 6 partidos políticos). El fiscal decidió que no había pruebas para abrir investigación sobre la Presidenta Dilma Rousseff, aunque uno de los informantes afirma que la trama de corrupción ayudó a financiar su campaña electoral en 2010.
El caso del Ex Presidente Lula da Silva es algo distinto: la principal imputación en su contra se basa en la reforma de dos viviendas que frecuentaba y que habrían sido pagadas por las constructoras Odebrecht y OAS.
En declaraciones a la prensa, Lula insinuó siempre que las investigaciones en su contra eran puramente mediáticas. Ello pareciera corroborarse puesto que éste viernes 4 de marzo la Policía Federal lo detuvo durante 4 horas para obtener su manifestación en el marco de las investigaciones bautizadas como “Aletheia (búsqueda de la verdad) en la que se calcula participan unos 200 policías y 30 auditores de hacienda cumpliendo órdenes judiciales dictadas en los Estados de Sao Paulo, Río de Janeiro y Bahia.

(Texto adaptado y con traducción libre tomado de informes periodísticos publicados por el Diario Folha De Sao Paulo)

0 comentarios:

Publicar un comentario